“Este hombre” de Waldo Santos

Portada de “Palabra derramada. Toba, clavel y … viento. Grito de estopa” (1973)

Nací bajo el terror de unas garras de plata
en los campos abiertos, sin defensa;
sombras de espadas locas frente al miedo del pueblo.
Hijo del miedo, sí, nací.
Feudales mandarines
caciques felipinos, inquisidores negros
que dictaban la ley desde la torre.
No se oteaba el horizonte por el camino largo,
no se podía crecer sino despacio, lentamente.
Obediencia y callar; el que obedece
no se equivoca nunca. Y había que callar.
Así la rebeldía se incubaba en mi fondo sin fondo.
Y fui como una toba solitaria
perdida en la arriscada sombra de una zarza taimada.
Nacía uno sin nombre
bajo el terror zarposo del plomo presionante
como álamo temblón y sonoroso,
áspera y vieja soledad de plata,
orgía susurrante:
una vida, un amor, Waldo, este hombre.

Waldo Santos (Castronuevo de los Arcos, Zamora, 1921 – Zamora, 2004)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s